Psicomotrista

PsicomotristaPsicomotristaMotor skills therapist

Psicomotrista

Sra. Núria Buscà

Psicomotricista

Gabinet de especialidades médicas associades

Buscans999@yahoo.com

La psicomotricidad es una disciplina terapéutica muy válida que ayuda al niño x frágil a encontrar su propia seguridad y equilibrio. El desarrollo motriz dota al niño de una base sólida por sus emociones, lo cognitivo (a la vez del lenguaje) y su inconsciente.

La psicomotricitad trabaja el cuerpo en relación con todas las otras vertientes del ser humano. Trabaja el cuerpo porque es nuestro continente, es la materia con la cual nos comunicamos y relacionamos con el exterior a través de los sentidos. Vamos pues a trabajar este cuerpo que se mueve y se expresa por relacionarse y las ventanas de este cuerpo al exterior, sus sentidos.

En todos los casos, el niño se encuentra con un cuerpo nuevo que no puede dominar porque todas sus estructuras neurològicas y estructurales todavía no han madurado, o lo han hecho parcialmente. Sólo la experiencia podrá desarrollar aquellas áreas susceptibles de hacerlo. Ha sido varias veces demostrado que es la propia experiencia o acción la que desarrolla las conexiones neurológicas, no a la inversa.

A medida que el niño va adquiriendo experiencias, en este caso senso-psico-motrices, será capaz de relacionarse progresivamente con su entorno. El niño no tiene otro medio para hacerlo que su propio cuerpo, la expresión de su cuerpo, y por eso es por lo que es imprescindible que se someta a todo tipo de variables y estímulos por los que pueda crear su propia conducta adaptativa.

Hace falta pues que todos los niños hagan su desarrollo ontológico, es decir, que pasen por todas las fases de desarrollo psicomotriz: levantamiento de la cabeza en estirado prono, volteo de prono a supino y viceversa, retado lineal y circular, gateo, osseig, bipedestación, deambulación,… Es importantísimo que todas estas fases previas al andar sean experimentadas por todos los niños, pero todavía lo es más por un niño con el SXF. La experimentación de estas fases le permiten madurar neurológicamente: comunicación entre los dos hemisferios cerebrales a través del cuerpo callóso (esta se desarrolla mediante los movimientos contralaterales) y a la vez se fortalece y madura el aparato locomotor, es decir, una buena formación de la estructura vertebral, de la fuerza de los segmentos, visión binocular,…Cuando el niño ya ha crecido se habrán de experimentar otros patrones motrices más complejas y en relación a su crecimiento y aquello que los toca vivir.

Por definición el niño con el SXF tiene un retraso en el desarrollo psicomotriz: en edades muy precoces hacen un autismo conductual (muchas veces debido a las defensas sensoriales y motrices) del que es necesario rescatarlos con la mayor brevedad posible por tal de que no se estanquen en esta fase tan poco enriquecedora y poco interactiva. es aquí dónde querría señalar la importancia de la intervención temprana, de una estimulación precoz en los niños con el SXF.

Hay un periodo de tiempo concreto y definido en que cada estructura es lo suficiente plástica y susceptible de ser madurada por tal de extraer todo su potencial. En este sentido el tiempo nos va en contra. Deberemos poder aprovechar la edad de oro de cada estructura madurable.

Al niño con el SXF le hace falta poner a prueba sus sentidos. Si no sabemos como responden estas ventanas al exterior no podemos saber como el niño percibe el entorno, qué son sus dificultades específicas a la hora de ver-mirar-ser mirado, sentir-escuchar-ser escuchado, oler, tocar-ser tocado. Hace falta pues una estimulación a nivel senso-perceptiva.

La terapia psicomotriz con un niño con SXF es muy parecida a la que se haría con un niño sin este problema. Cualquier niño puede desarrollar un retraso en cualquier momento. No me preocupa que el desarrollo de un niño sea lento, esto es observable y respetable (haría falta ver las causas y en qué momento se empieza a encontrar con dificultades y restaurarlo), lol que me preocupa es que por causas ajenas al niño estas etapas de oro en plasticidad nos pasen desapercibidas porque no lo hemos escuchado lo suficiente. Entiendo la estimulación precoz sólo en aquellos casos en que el niño no tiene suficientes recursos propios, o bien que el entorno en sí no le es un mundo lleno de estímulos y por lo tanto no puede interactuar (entendemos como estímulo cualquier cambio en el ambiente interno o externo de un organismo que provoca una modificación de la actividad).

Mi acercamiento y la base de mi trabajo es el diálogo tónico y la conexión emocional. Nos encontramos delante de niños que viven las emociones muy a flor de piel. Son muy perceptivos de los estados de ánimo. Aprovecho esta habilidad y sensibilidad para conectar con ellos y que me dejen acercarme a su mundo. Hace falta pues entender para trabajar lo emocional e inconsciente. Hace falta también saber involucrar al niño en un reto adecuado (que despierte el impulso interno del niño o la pulsión y lo induzca a rendir algo por encima de su capacidad actual).

Específicamente, las herramientas de la psicomotricidat son los contenidos psicomotrices. Estos son la base de nuestro trabajo: actividad motriz espontánea, tono muscular, posturas básicas, equilibrio, coordinación dinámica general, coordinación dinámica especial, domináncia lateral, respiración, relajación, controles motrices, ritmo y orientación temporal, creatividad motriz, orientación espacial, esquema e imagen corporal. Todo esto en un marco de juego o actividad lúdica dónde tiene cabida a bulto de todo la expresión del niño.

Según un enfoque psicomotriz los niños con el SXF se encuentran con la siguiente problemática:

1. Defensa sensorial generalizada, procesamiento de estímulos sensoriales desorganizado/insuficiente. SENSORIAL

2. Atención deficiente, autocontrol deficiente. AUTOCONTROL, ATENCIÓN

3. Desarrollo postural deficiente. POSTURA

4. Dificultades en la praxis. PRAXIS

5. Capacidades motoras finas, visuales y percepción visual deficientes. VISUAL

6. Estorbos psicológicos relacionados con su patología. PSICOLÓGICOS

SENSORIAL

Rechazo sensorial (el niño se defiende enfrente de estímulos que no domina): auditiva, olfactiva, táctil y visual. Es la prioridad del tratamiento, porque este determina el goce de la vida.

El motivo del rechazo sensorial es por una sensibilidad extraordinaria al afecto y la intención, por lo tanto la confianza con el terapeuta es una terapia en ella misma.Tal y como destaca Wilbarger se trabaja:

• presión táctil profunda

• propiocepción

• trabajo intenso o cocontracción

• movimiento

• actividades orales y respiratorias

• actividades sensitivo-motores

Todo esto con modificaciones del entorno, interacción y actividades lúdicas

POSTURA

Rechazos motrices (lo que el niño evita de hacer porque le supone una dificultad):

• inseguridad gravitacional

• inseguridad postural (debido al bajo tono muscular y a la hiperlaxitud de las articulaciones se da un uso de protocolos motrices rígidos de fijación por mantener la estabilidad postural)

• temor a los movimientos poco usuales, nuevos o difíciles

• dificultades por aislar partes del cuerpo para funciones específicas

• hipotonia, laxitud de ataduras y tejidos conectivos blandos

Estas dificultades son limitantes en las capacidades motoras finas, capacidades motoras orales, capacidades motoras gordas y en los hábitos respiratorios posturales (dificultad en el habla y el autocontrol).

El trabajo postural consigue mejorar el tono muscular, la respiración más profunda (que a la vez disminuye la ansiedad) y el control abdominal.

Se aborda específicamente en la terapia:

• ejercicios de seguridad profunda (caídas,…), aceptación del riesgo, adaptación a la alzada

• experimentación y fijación de nuevos hábitos posturals

• experimentación de nuevos patrones de movimiento y derivación positiva de patrones motrices no recomendables

• coordinación específica de los diferentes segmentos. Discriminación segmentària

• trabajo basado en el diálogo tónico, por modificar poco a poco la respuesta tónica del niño

PRAXIS

Los niños con el SXF se caracterizan por tener:

• dificultades en la coordinación (problemas de concepción e iniciación de la praxis que a veces se disimula con la imitación)

• buena capacidad de imitación

• poca capacidad de decision para la accion;

• poco sentido del ritmo (dificultades en la organización del tiempo)

• secuenciación desorganizada y lenta

• incapacidad para recopilar datos concretos sobre los diferentes sentidos

La terapéutica iría encaminada hacia:

• actividades coordinativas facilitando siempre el proceso a través del movimiento

• sacar partido a las capacidades imitativas

• facilitar la autosupervisión, situar al niño en posición de decidir y ayudarlo a resolver problemas

• actividades de secuenciación y ritmo a través del juego, la música, los hábitos, …

• terapia sensorial, mejorar el funcionamiento somatosensorial

Actuacions en el área motor fina: (dificultad debido a la laxitud de las articulaciones y a la hipermotilidad de las manos)

1. adaptación de los enseres

2. aumentar la conciencia sensorial, las capacidades discriminativas y trabajar específicamente las habilidades manuales (estabilidad de la muñeca,…)

VISUAL

Dificultades espaciales importantes debido a una orientación visual alterada: dificultades en la percepción espacio-visual, en la percepción espaial del cuerpo y en el análisis de la información visual.

Estas dificultades también se trabajan a nivel corporal, porque se mejora el sistema vestibular y somatosensorial que afectan la vista. Se trabaja el desarrollo del espacio bidimensional y tridimensional. Las construcciones y el ordenador pueden ser herramientas válidas.

PSICOLÓGICOS

Algunos de los problemas:

• aptitudes sociales pobres

• labilidad emocional

• poca capacidad de decisión

A través del juego, del cuento y el condicionamiento positivo en todo momento haría falta trabajar la mayor aceptación de riesgos, frustración, satisfacción, éxito, felicidad.

AUTOCONTROL, ATENCIÓ

Conseguir modular los ciclos de autocontrol y lucidez.

El trabajo consiste en la vivencia intensa del momento presente por ir aumentando el tiempo de realización de una tarea continuada. A la vez, la mejora de este aspecto está muy relacionada con el trabajo de todos los aspectos antes mencionados.

El objetivo final es ayudar el equilibrio de la persona por tal de que pueda disfrutar de la vida. Esto supone: expresarse, escoger, tomar decisiones, ser autónomo en el trabajo, en casa, en la escuela y con los demás.

Comentaris tancats.